En casi todas las actividades de la vida diaria de nuestros hijos se nota una categorización de género. Las categorías “para niños” y “para niñas” están siempre muy presentes. Hay películas para niños y películas para niñas, ropa, mochilas y zapatos de niños y niñas. Incluso puedes elegir entre una versión para niños y una versión para niñas de huevos Kinder. Lo mismo ocurre con los juguetes. Por lo general, se puede saber de inmediato si un juguete está pensado para chicos o para chicas. Como consecuencia de estas categorías predeterminadas, los niños no tienen muchas posibilidades de experimentar libremente y probar diferentes tipos de juguetes, lo que les ayudaría a descubrir lo que les gusta. Se les dice desde el principio, qué categoría de juguetes está destinada a ellos. Dentro de su categoría, las niñas pueden elegir si prefieren jugar con una muñeca, una princesa Barbie o con una casa de muñecas….de color rosa claro. Los niños pueden decidir si quieren jugar con coches de carreras, Star Wars Lego o figuras de acción de superhéroes.

La división de los juguetes en categories de género puede afectar cómo se desarrollan los niños y las niñas

Desde los tres años de edad, los niños y niñas empiezan a identificarse con su propio género. Cuando las áreas de su vida se dividen en categorías específicas de género, es normal que los peques tiendan a escoger cosas que están dirigidas a su género. Los juguetes que se venden a los chicos tienden a apoyar unas habilidades distintas de los juguetes de la categoría “para niñas”. Eso puede influir la manera como niños y niñas desarrollan habilidades importantes. Los juguetes de construcción (juguetes típicos para niños), por ejemplo, promueven el desarrollo de la conciencia espacial, mientras que los juguetes típicos de las niñas, como las muñecas, favorecen la adquisición del lenguaje y las habilidades sociales.

El marketing de juguetes y la representación de los roles de género

La manera como la industria de los juguetes representa los roles de género en la publicidad afecta a como los niños y las niñas entienden su género y su rol en la sociedad. Las mujeres generalmente son retratadas como los responsables del hogar que al mismo tiempo deberían cuidarse para ser atractivas y guapas. Para prepararse para su futuro, las niñas pueden practicar con juguetes como la escoba, carritos de muñecas, cocinas de juguetes y, por supuesto, con pequeñas cajas de maquillaje, que no falte el rosa! Según las campañas de marketing de juguetes, el hombre moderno debería ser activo y muy seguro de su mismo. Desde una edad temprana, los chicos ya tienen disponibles disfraces de súper héroes, hacen carreras con coches de juguetes y gritan bien fuerte con sus figuras de dinosaurios.

Juguetes neutros para que los niños y niñas puedan elegir y jugar con más libertad y versatilidad

Deberíamos ya empezar a deshacernos de las categorías de género y de las imágenes estereotipadas que se usan en las campañas de marketing de los juguetes. Es tiempo para que las niñas sepan que coches o juguetes de construcción no son sólo para niños y que los niños tengan la opción de jugar con juguetes que promuevan las habilidades sociales, sin pensar que eso es sólo para niñas. Claro que niños y niñas son muy diferentes. Pero nosotros sin embargo, creemos que los peques deberían tener la opción de elegir y experimentar a través de juguetes más neutrales y sin categorías específicas de género. Eso quire decir jugar sin estar influenciados de lo que deberían hacer, cómo deberían jugar y cómo deberían ser. Eso les ayudaría a desarrollarse como individuos mucho más libres. Además cambiaría para positivo la manera como los niños y niñas definiesen los roles de género.